699 45 85 82 axala@axala.es

Las reuniones son indispensables cuando lo que pretendes es no conseguir nada.

(John Kenneth Galbraith)

Todos estamos de acuerdo en que las reuniones de equipo son importantes. Dependiendo de la organización tendrán una periodicidad determinada que, por lo general, suele ser de una vez a la semana. Una de las reglas de oro para este tipo de encuentros es, no sólo fijar una hora de comienzo, sino también de finalización, lo que ayudará a hacerlas más eficientes.

En el campo de las ventas es importante la puesta en común de todo el grupo, pero deberíamos hacernos una serie de preguntas para saber si estamos haciendo las cosas bien: ¿sirven estas reuniones para que mi equipo se sienta apoyado y fluyen en ellas nuevas ideas? ¿es una de las mejores maneras de invertir una serie de horas cada semana? De hecho, la pregunta clave es ¿a quién le sirven realmente, a mi equipo o a mí?

Vamos a detenernos en una serie de reglas que pueden ayudarnos a optimizar nuestras reuniones de ventas, con el fin de no matar de aburrimiento a nuestro equipo:

 

No pases demasiado tiempo hablando de las ventas

¿De qué sirve que las reuniones empiecen con una exposición de la actividad de cada uno de los vendedores? La puedes obtener de los informes de tu CRM, de manera rápida y objetiva. Hablar de los números de cada vendedor no es la mejor manera de aprovechar el tiempo.

Si quieres que cada miembro del equipo conozca los números, puedes entregarles un informe antes de la reunión. A eso se le llama estar preparado.

 

Plantéate la reunión como un foro de aprendizaje y mejora compartida

Una buena idea para conseguirlo es dar a cada miembro del equipo la oportunidad de presentar las lecciones aprendidas durante la semana anterior. El objetivo es integrar, compartir y optimizar el aprendizaje.

 

Crea un espacio en la reunión para hablar sobre nuevos desafíos

Si das a cada miembro del equipo una oportunidad para compartir los desafíos a los que se está enfrentando, conseguirás también que el resto del equipo aporte sus consejos. Quizás algunos hayan incluso pasado por situaciones similares y la posibilidad de trabajar con brainstorming puede generar grandes ideas. Además, conseguirás hacer piña. Es más interesante escuchar consejos y propuestas que un resumen de las ventas

 

La Reunión debe ser propiedad de tu Equipo, no tuya

Como director, debes ser parte de la conversación, pero no el foco central de la misma, porque se creará un ambiente de profesor y alumnos. Una buena idea es rotar semanalmente el papel de animador de la reunión, lo que puede llevar a un verdadero sentido de pertenencia al equipo.

Compartir los objetivos de la reunión y obtener feedback

Los objetivos de la reunión de ventas deberían ser principalmente

  • Crear un ambiente para compartir y aprender unos de otros
  • Implementar nuevas ideas que mejoren la forma de vender
  • Construir la cohesión del equipo

Pregúntate, ¿estoy consiguiendo estos objetivos? Y pregunta también al equipo. Envíales una encuesta rápida cada mes pidiéndoles que califiquen la eficacia de la reunión basándose en eso tres objetivos, o contacta de manera individual para obtener retroalimentación. Y recuerda siempre pedir ideas sobre cómo pueden mejorar las reuniones.